Las 10 piezas más destacadas del arte romano antiguo

Es bien sabido que la antigua Roma fue uno de los imperios más grandes de la historia de la humanidad. Por esta razón, el tema del arte romano antiguo es amplio, ya que incluye el arte tradicional practicado durante más de 1.000 años en las vastas regiones de África, Asia y Europa. Las primeras piezas reconocibles de arte romano antiguo datan de antes del 500 a. C. El arte romano estuvo claramente influenciado por las prácticas artísticas populares durante la época griega clásica. Los romanos tomaron todo lo que pudieron aprender de las prácticas existentes y luego se basaron en ellas para desarrollar su propio estilo artístico. Aquí hay una lista de las 10 mejores piezas de arte y escultura romana antigua que han sido reconocidas a lo largo de la historia:

1. Muro de frescos de la Casa de Livia

La Casa de Livia es una residencia romana de casi 2.000 años de antigüedad que cuenta con algunos de los frescos murales y mosaicos de suelo más impresionantes que podrías haber presenciado en la época de la Roma imperial. Y afortunadamente para los entusiastas del arte moderno, la Casa de Livia aún conserva casi toda su fascinante belleza. Se dice que la casa es la residencia de la esposa de Augusto, Livia, una mujer que fue tan poderosa e influyente en su tiempo que incluso el Senado romano la reconoció con el título de Mater Patriae.o Madre de la Patria. Las paredes interiores de la Casa de Livia tienen algunas pinturas murales cautivadoras y realistas que representan la belleza de la naturaleza. Aves exóticas, plantas, flores, árboles; la flora y la fauna se han pintado con tanta atención al detalle que los investigadores incluso pudieron identificar especies individuales. Aunque tiene casi 2000 años, sigue siendo un magnífico ejemplo de belleza natural representada a través del arte.

2. Columna de Trajano

Esta columna monumental se erige como un hito en la ciudad y es uno de los monumentos mejor conservados de la antigua Roma. Una estructura impresionante por sí misma, además hay un total de 2662 figuras talladas en su superficie que representan 155 escenas diferentes, lo que le permite contar una historia propia. Las diversas escenas retratan marchas famosas de las legiones romanas, grandes batallas (especialmente las de las guerras dacias), negociaciones, sacrificios, discursos de Trajano y muchos más eventos políticos contemporáneos. En las escenas de las batallas en Dacia, el propio Trajano es una figura prominente en la narrativa bíblica que realiza diversas tareas militares. No hace falta decir que la Columna de Trajano y su narrativa en espiral ofrecen una visión detallada de la coordinación, administración y operaciones del ejército romano.

3. Altar de la Paz de Augusto (Ara Pacis Augustae)

La construcción del Altar de la Paz de Augusto fue encargada por el Senado Romano el 4 de julio del 13 a.C. en honor al Emperador Augusto., que regresaba de campañas exitosas en España y Galia. Cuando se completó el 30 de enero de 9 a. C., fue posiblemente uno de los mejores ejemplos del arte romano y un gran salto en el arte del retrato romano. Rodeado de altos muros, Ara Pacis tiene dos entradas, una al este y otra al oeste. Casi todas las paredes interiores y exteriores han sido talladas con hermosas esculturas y frisos decorativos. Pero es la decoración en el exterior de las paredes del recinto lo que se destaca, junto con las representaciones de una procesión de miembros de la casa imperial en las paredes norte y sur. Las paredes este y oeste están talladas con imágenes que resaltan los temas de la paz y los rituales cívicos romanos. Los romanos disfrutaron de un período de notable paz durante el reinado de Augusto, y el altar mismo se convirtió en un símbolo de Pax (que significa paz).

4. Friso de Dioniso, Villa de los Misterios

La Villa de los Misterios podría haberse arruinado cuando el Vesubio entró en erupción en el 79 d.C., pero afortunadamente solo sufrió daños menores y la mayoría de sus paredes, junto con sus esculturas y frescos, sobrevivieron. Lo que hizo que esta villa se destacara fue una habitación dentro de ella que estaba decorada con escenas fascinantes. Esta sala, ubicada en la parte delantera derecha de la villa, ahora se conoce como la Cámara de Iniciación. La palabra «misterios» se refiere a los misteriosos rituales de iniciación que algunos individuos emprendieron cuando llegaron a la edad adulta. Otra interpretación afirma que los frescos representan a una joven que participa en un matrimonio ceremonial, siguiendo los rituales necesarios para alcanzar la condición de mujer. En lugar de documentar los logros de la vida de una persona, los frescos de esta sala muestran el desarrollo moral de una persona a través de las distintas etapas de la vida.

5. Arco de Constantino

A los emperadores romanos les gustaba establecer monumentos triunfales más grandes que la vida que glorificaban los principales logros y victorias de sus reinados. Entonces, cuando el último gran emperador romano, Constantino, regresó a Roma después de una exitosa campaña contra Majencio en la batalla del Puente Milvio, decidió hacer construir un arco monumental para recordar al pueblo romano su victoria decisiva sobre un enemigo tan formidable. El Arco de Constantino es el arco triunfal más grande que se conserva y, dado que el Imperio Romano se derrumbó al final del reinado de Constantino, también es el último gran monumento de la Roma imperial. Con una altura imponente de 21 metros y un ancho aún mayor, este monumento gigante constaba de tres arcos separados, uno grande en el centro y dos más cortos a cada lado.

6. Columna de Marco Aurelio

Siguiendo el modelo de su predecesora mucho más popular, la Columna de Trajano, la Columna de Marco Aurelio se construyó en honor a las exitosas campañas militares que emprendió el emperador Aurelio contra las tribus alemanas y sármatas. Su altura de 39 metros se vuelve aún más impresionante cuando se agrega su base subterránea de siete metros de largo. Esta columna dórica aparentemente recta está cubierta de esculturas en relieve talladas en 21 espirales, cada una de las cuales describe las campañas individuales de Marco Aurelio contra las fuerzas germánicas y sármatas entre 175 y 172 a. C. La mayoría de estas narrativas representan incidentes de las dos batallas principales, pero también hay algunos episodios intrigantes en los que se puede ver a Marcus dirigiéndose a sus tropas o donde se destacan las grandes hazañas de la ingeniería romana.

7. Arco de Septimio Severo

El famoso Arco de Septimio Severo fue construido para simbolizar y significar las victorias romanas sobre los partos hacia finales del siglo II a. C. Septimio hizo levantar un arco de triunfo para reflejar las conquistas militares que jugaron un papel importante en la expansión del Imperio Romano en áreas de lo que hoy es Irak e Irán. Con casi 21 metros de altura y un ancho de más de 23 metros, este arco monumental fue hecho de mármol blanco Proconessiano del Mar de Mármara. El arco cuenta con algunas esculturas sobresalientes que representan escenas de la campaña militar contra los partos, varias deidades y los cambios de estación. Pero quizás la característica más notable del arco fue la inscripción en la parte superior escrita originalmente con bronce dorado en dedicación al propio Septimio Severo y a sus dos hijos, Caracalla y Geta.

8. Sala Ixion, Casa de los Vettii

La Casa de los Vettii solía ser una de las residencias más lujosas y famosas de Pompeya en la época romana. Afortunadamente para los amantes y entusiastas del arte moderno, el espectacular interior de esta residencia fue preservado por la erupción del Vesubio en algún lugar alrededor del 79 d.C. Cuenta con una serie de impresionantes frescos en las paredes de esa época. El mayor espectáculo de todos se encuentra en la Sala Ixion, que exhibe una exhibición artística cuyas raíces se encuentran en la mitología griega antigua. Casi todas las paredes de la Casa de los Vettii están adornadas con hermosos mosaicos, cada uno con su propia historia que contar. Pero la Sala Ixion es mejor conocida por su representación del sufrimiento de Ixion. Ixion fue engañado y castigado por Zeus cuando trató de ganarse el amor de Hera. El fresco retrata la escena en la que Hermes declara que Ixion debería estar encadenado a una rueda de fuego. Se puede ver a Hefesto girando la rueda mientras Hera se sienta en el trono escuchando a una mujer suplicando por Ixion. Es el recuento imaginativo de este famoso evento mitológico lo que hace que el fresco se destaque.

9. El portador de la lanza (Doryphoros)

Aunque esta obra maestra recuerda más al arte y la cultura griega antigua, la copia romana en mármol del portador de la lanza o el Doríforo es notable. Se dice que esta gema es el Doríforo de Policleto, una asombrosa escultura griega que representa a un atleta que lleva una lanza en su mano izquierda con la punta en equilibrio sobre su hombro. Las primeras copias romanas en mármol datan del 120 al 50 a. C. en Pompeya. En lugar de hacer la escultura de bronce como los antiguos griegos, los romanos crearon su Doríforo usando mármol, que era mucho más barato. Esto llevó a una tendencia popular entre los antiguos romanos de incluir una o más estatuas de este tipo en los jardines y casas de los clientes más ricos. Si bien nada del portador de la lanza original sobrevive hoy en día, su popularidad entre los mecenas y emperadores romanos lo llevó a su prominencia en la historia del arte.

10. Mosaicos romanos

Los antiguos romanos tenían la habilidad de integrar maravillosas obras de arte con los aspectos prácticos de la vida diaria. Los mosaicos romanos reflejan verdaderamente este estilo artístico, ya que se utilizaron para representar escenas de la vida cotidiana en la antigua Roma. Los mosaicos eran pinturas o patrones maravillosos y elaborados que los romanos realizaban con pequeñas piezas de cerámica. Estos deslumbrantes especímenes se usaron luego para cubrir encimeras, paredes y, a veces, incluso pisos enteros. Los mosaicos no solo eran hermosos a la vista, sino que la cerámica ayudaba a mantener la casa fresca y era fácil de limpiar. Los romanos crearon diferentes estilos de mosaicos que variaban en forma según la baldosa cerámica o piedra individual. Estas piedras pintadas individualmente se unieron luego en un patrón único para representar escenas de la vida cotidiana.

Conclusión

De la lista anterior, es fácil concluir que el arte romano antiguo incluía una amplia gama de técnicas artísticas y hacía uso de prácticamente cualquier recurso que pudiera construirse en una obra de arte duradera. Los antiguos romanos usaban mármol cerámico para crear mosaicos maravillosos y, al mismo tiempo, también usaban una mezcla de diferentes tipos de mármol para crear esculturas de importancia histórica duradera. Siendo la capital de un imperio próspero, Roma siguió siendo el centro del estilo artístico en las eras republicana y empírica. Es natural ver influencias griegas, mediterráneas e incluso egipcias en el arte romano antiguo, pero estos monumentos y villas de larga duración exhibieron algunas de las obras de arte más asombrosas y son un testimonio de la gran historia artística de la antigua Roma.

Deja un comentario