Las 10 pinturas egipcias antiguas más destacadas

Conocida como una de las civilizaciones más antiguas y ricas que jamás haya existido, la civilización egipcia ha resistido hasta ahora la prueba del tiempo. Con sus pirámides que raspan el cielo y la Esfinge monumental que vigila las tumbas de los faraones, tendemos a olvidar otra parte sutil pero importante de la cultura del antiguo Egipto que existe junto a las pirámides y la Esfinge: las pinturas del Antiguo Egipto. Junto con otros artefactos preciosos que existen de la era antigua, estas pinturas representan la esencia de la era pasada de la historia egipcia. Aquí hay una lista de las 10 mejores piezas de arte egipcio antiguo que aún fascinan a los visitantes de Egipto y reflejan la esencia de esta cultura antigua:

10. Danza egipcia

El baile jugó un papel importante en la cultura de los antiguos egipcios. La música y el baile eran la norma. Una danza rítmica quedó impresa en los corazones de los egipcios, y la gente a menudo trabajaba al son de canciones e instrumentos de percusión. La era del antiguo Egipto también vio el nacimiento de bailarines callejeros que entretenían a los transeúntes. La danza egipcia se dividió en diferentes categorías según los participantes y la ocasión.

Esta pintura, en particular, muestra “bailes en pareja” donde dos mujeres bailan juntas en pareja mientras otro grupo toca música. El baile en pareja involucró a dos hombres o dos mujeres bailando juntos al unísono. También hubo bailes grupales donde un grupo de artistas capacitados entretendría a los espectadores, pero aún más populares fueron los bailes del festival con cada baile único para su celebración particular.

9. Momificación en el Antiguo Egipto

La momificación era una parte importante del concepto de una vida después de la muerte. Se tenía que seguir un ritual adecuado para momificar a una persona muerta y asegurar su resurrección después de recibir el juicio de los dioses egipcios. Antes del Imperio Antiguo (la más antigua de las civilizaciones egipcias), los cuerpos que fueron enterrados en el desierto se conservaban naturalmente por desecación. Pero a medida que pasaba el tiempo, los egipcios más ricos comenzaron a organizar una momificación artificial más elaborada.

Para la época del Reino Nuevo, la gente había perfeccionado el arte de la momificación. La mejor de las técnicas tomó casi 70 días e implicó la preservación de los órganos internos, incluido el cerebro, y la desecación del cuerpo en una mezcla de sales llamada natrón. En el Reino Antiguo, el dios con cabeza de chacal Anubis cuidaría de los entierros de los reyes. Más tarde fue reemplazado por Osiris en algún lugar durante el Reino Medio.

8. Deidades egipcias

La sociedad egipcia antigua tenía un sistema complejo de creencias politeístas, lo que significa que los egipcios creían y adoraban a múltiples dioses. La mayoría de las veces, estos dioses se agruparon en un panteón junto con sus religiones y rituales. Toda la civilización era rica en religiones diversas, cada una con sus propias deidades, rituales y creencias, y tenían muchos seguidores incondicionales. Se decía que las diferentes ciudades tenían dioses diferentes específicos para ellas, y los seguidores adoraban a sus deidades individuales con devoción. El más popular de los dioses era el dios sol Ra; Anubis, el dios de la muerte y el embalsamamiento; y Horus, el dios del cielo. Osiris, Anubis y Horus eran importantes en el antiguo panteón de los dioses egipcios .

7. Pinturas de tumbas

Los egipcios hicieron las tumbas más elaboradas y hermosas para sus faraones. De hecho, el antiguo Egipto contaba con las tumbas conmemorativas más notables de todas, la mayoría de las cuales aún sobreviven hoy: las pirámides. Hay varias tumbas piramidales famosas, notablemente tres tumbas masivas de la cuarta dinastía. Pero aún más espectaculares son las pinturas grabadas en su interior, que a menudo representan el viaje del difunto al más allá.

Esta pintura en particular en la tumba de Irinefer representa al difunto de pie en la barcaza del fénix, el símbolo del dios sol de Heliópolis. La mayoría de las tumbas tienen una serie de pinturas que reflejan la vida de los difuntos, y las tumbas reales están talladas aún más vívidamente con pinturas y cartuchos que reflejan su viaje antes de su muerte y luego hacia el más allá.

6. Libro de los Muertos

Aquellos que hayan visto la película de cultura pop La Momia, sabrán que el Libro de los Muertos es un guión antiguo que contiene textos sobre cómo traer de vuelta a los muertos al más allá. Pero, ¿es esto realmente cierto? ¡La respuesta sería sí y no! El nombre original del texto es rw nw prt m hrw, que en traducción literal es «el libro de salir de día» o «el libro de salir a la luz».
Este libro consta de una serie de hechizos mágicos que supuestamente se utilizan para ayudar en el viaje de una persona muerta a través del inframundo una vez que ha muerto y resucitado a la otra vida. Los primeros de los hechizos y manuscritos se remontan al 3000 a. C., y los hechizos más nuevos se agregaron más tarde en la historia de Egipto, más recientemente durante los siglos XI al VII a. C.

5. El más allá egipcio

La religión del antiguo Egipto se basaba en una firme creencia en el más allá. En lugar de una cesación completa de la vida, la muerte se tomó como una interrupción temporal. Creían firmemente que la vida eterna era posible a través de la piedad y la momificación.

Se pensó que los dioses egipcios decidirían la vida futura de un individuo, como se muestra claramente en la pintura de arriba. Los faraones eran fieles creyentes en la idea de la otra vida, y por esa razón solían hacer grandes preparativos para sus funerales, asegurándose de que se hicieran todos los arreglos para asegurarse de que tuvieran lo esencial disponible cuando resucitaran.

4. El Funerario

En un momento en que el concepto de una vida después de la muerte era de crucial importancia en la religión y los rituales del pueblo egipcio, la práctica del funerario tenía un lugar destacado en la sociedad egipcia. Cuando una persona moría, era en el funerario donde las deidades decidirían si los muertos tendrían la oportunidad de resucitar en la otra vida o no. Llegar al más allá era una tarea exigente, que requería un corazón libre de pecado y la capacidad de recitar hechizos y contraseñas del Libro de los Muertos.

Como se muestra claramente en la pintura de arriba, el corazón del difunto se pesaría contra la pluma de verdad y justicia de Shu que fue tomada del tocado de la diosa Ma’at. Si el corazón fuera más ligero que la pluma, podrían seguir adelante, pero si fuera más pesado, serían devorados por el demonio Ammut.

3. Cartucho de Tutankhamon

El faraón egipcio Tutankamón es probablemente uno de los faraones egipcios mejor documentados y más famosos. Desde el descubrimiento de su tumba casi intacta en 1922, Tutankamón, conocido popularmente como el Rey Tut, ha recibido una cobertura mediática sin precedentes y ha aparecido con frecuencia en la cultura pop.

El cartucho del rey Tut que se muestra arriba representa muchos eventos, incluido el momento de su nacimiento. Un cartucho es un jeroglífico ovalado con una línea horizontal en un extremo que indica que el texto que contiene se refiere a la realeza. El cartucho del rey Tut muestra su nacimiento y el nombre del trono. Los dos cartuchos se pueden ver entre guerreras leonas de Sekhmet desenfrenadas, representadas aplastando a varios enemigos étnicos mientras la diosa buitre Nekhbet vuela protectoramente sobre sus cabezas.

2. Batalla de Nubia

El rey Ramsés libró numerosas guerras durante su reinado y salió victorioso de la mayoría de ellas, expandiendo las riquezas del vasto imperio egipcio durante su reinado de 66 años desde 1279 a. C. hasta 1213 a. C. A menudo se le considera como el faraón más célebre y poderoso del antiguo Egipto.

Su batalla contra los nubios, una rica civilización de 200 años, está bien documentada en la forma de la pintura de papiro anterior. La batalla está representada en el muro sur del templo de Beit el-wali, una fortaleza nubia. Ramsés II se representa cargando a la batalla contra los nubios en un carro de guerra, mientras que sus dos hijos pequeños Amun-her-khepsef y Khaemwaset están presentes detrás de él, también en carros de guerra. En una de las paredes del templo dice que en una de las batallas con los nubios tuvo que pelear toda la batalla solo sin la ayuda de sus soldados.

1. Ramsés el Grande – Batalla de Dapur

Ramsés fue uno de los faraones más grandes que jamás haya gobernado en el antiguo Egipto. Durante un reinado de más de 66 años, dirigió una serie de expediciones militares que expandieron el territorio egipcio y ganaron un bastión en un área impresionantemente amplia desde el delta del Nilo hasta los abrasadores desiertos. Su reinado vio muchos eventos históricos y campañas importantes que estaban bien documentados en las numerosas estatuas, pinturas y otros artefactos de esa época.

Esta pintura, que se encuentra en una de las tumbas del faraón, muestra la incursión del rey egipcio contra las fuerzas hititas resurgentes de Muwatalli, la batalla completa que se libra en la actual Siria. Contra un enemigo sustancial y mucho más fuerte, las fuerzas de Ramsés fueron superadas en número y atrapadas en una emboscada, pero el faraón de alguna manera luchó la batalla hasta un punto muerto y regresó a casa como un héroe.

Conclusión

El arte egipcio antiguo tiene una historia de casi 5.000 años y cuenta con muchas pinturas y esculturas extremadamente simbólicas y fascinantes. Aún más notable es el hecho de que la mayoría de los elementos del arte egipcio permanecieron intactos y estables durante más de 3.000 años, sin influencias externas significativas. Desde algunas de las representaciones más bellas de guerras antiguas hasta la representación simbólica de la religión, los rituales y las deidades, el arte del antiguo Egipto ha resistido la prueba del tiempo y ha sobrevivido hasta nuestros días, lo que nos permite vislumbrar esta fascinante era pasada.

Deja un comentario