Los 10 mejores filósofos griegos antiguos

En la antigüedad, las personas tenían una creencia bastante fuerte en la magia y la mitología cuando se trataba de interpretar el mundo que los rodeaba. El mundo tal como lo percibían estaba influenciado en gran medida por la presencia de una deidad superior. Los filósofos griegos antiguos aportaron un nuevo enfoque refrescante a este paradigma filosófico contemporáneo. Rompieron con la tradición de las explicaciones mitológicas y se embarcaron en una interpretación basada en gran parte en el razonamiento y la evidencia. La antigua Grecia vio el surgimiento de una plétora de filósofos. Entre ellos, una serie de figuras clave se destacaron por su trabajo e ideas fundamentales en filosofía. Sus ideas filosóficas esotéricas sobre las ciencias naturales primitivas, así como la aplicación ética de sus valores filosóficos en la sociedad, les valieron el reconocimiento que vive hasta el día de hoy.

10. Parménides (560 a. C. – 510 a. C.)

Parménides fue un conocido seguidor de Pitágoras , otra figura de renombre en el paradigma filosófico de la antigua Grecia. Sus poemas y pensamientos siempre han parecido estar significativamente influenciados por el filósofo Jenófanes, lo que ha llevado a la mayoría de los historiadores a creer que debe haber sido su alumno. Entre los filósofos presocráticos (aquellos que estuvieron en el centro de atención antes de la época de Sócrates), es visto como uno de los más importantes.

En su única obra conocida, el acertadamente titulado poema Sobre la naturaleza, trata de desentrañar la pregunta más importante de todas: ¿Lo es o no? Su intento de descifrar esta pregunta filosófica (retórica, dirían algunos) conduce a una declaración más bien paradójica que a una respuesta satisfactoria. Parménides afirma que todo «lo que es» debe haber sido siempre, ya que cualquier «nada» arbitrario tendría que provenir de la nada en sí. Y a su vez, se convierte en una paradoja porque es imposible pensar en lo que “no es”, y nuevamente, también es imposible pensar en algo en lo que no se puede pensar. Los filósofos posteriores continuarían intentando simplificar estas imposibilidades filosóficas.

9. Anaxágoras (500 a. C.-428 a. C.)

Otra figura importante de la era presocrática, Anaxágoras de Clazomenae fue un influyente filósofo y científico que vivió y enseñó en Atenas durante casi 30 años. Sus puntos de vista filosóficos giraban en torno a la naturaleza misma. Como fue el caso de la mayoría de los filósofos en la antigua Grecia, sus ideas contrastaron y chocaron con las ideologías y creencias contemporáneas y esto lo llevó a enfrentar consecuencias potencialmente mortales.

A Anaxágoras se le atribuye el mérito de haber sido el primero en establecer una filosofía en su totalidad en Atenas, un lugar donde llegaría a su punto máximo y seguiría teniendo un impacto en la sociedad durante cientos de años. Dedicó gran parte de su tiempo a explicar la naturaleza tal como es, tomando el universo como una masa indiferenciada hasta que fue trabajado por un componente espiritual que llamó «nous» que significa «mente». Creía que en el mundo físico, todo contenía una parte de todo lo demás. Nada era puro por sí solo, y todo estaba mezclado en el caos. La aplicación de nous asigna un cierto movimiento y significado a este caos.

8. Anaximandro (610 a. C.-546 a. C.)

Anaximandro de Mileto es el famoso alumno y, en muchos sentidos, un sucesor filosófico del propio Tales. Se le atribuye el mérito de ser el primer escritor conocido sobre filosofía porque él mismo escribió las primeras líneas supervivientes de la filosofía occidental. También es muy conocido en los campos de la biología y la geografía tempranas. Creó la primera imagen mundial de un universo abierto, un alejamiento de la noción de un universo cerrado, lo que lo convirtió en el primer astrónomo especulativo en la historia de la humanidad.

Además, amplió los puntos de vista filosóficos de su maestro, proponiendo un «arche» o un principio que él creía que era la base de todo el universo. Pero a diferencia de Tales, pensaba que esta base tenía un “apeiron” (una sustancia ilimitada) que actuaba como fuente de todo. Esta fuente actuó como el punto principal de diferenciación para los polos opuestos como el frío y el calor, la luz y la oscuridad, etc. Gran parte de su obra permanece truncada, especialmente a manos de las siguientes generaciones de filósofos. Pero de hecho fue una de las mentes más grandes de la antigua Grecia.

7. Empédocles (490 a. C. – 430 a. C.)

Empédocles fue uno de los filósofos más importantes de la era presocrática y aún más destacados fueron sus poemas que llegaron a tener una gran influencia en poetas posteriores como Lucrecio. Uno de sus hitos filosóficos ha sido su afirmación de la teoría de la materia de cuatro elementos. Afirma que toda la materia se compone básicamente de cuatro elementos primarios: tierra, aire, fuego y agua. Esta se convirtió en una de las primeras teorías postuladas sobre la física de partículas, aunque algunos historiadores la ven como un esfuerzo complejo para negar la teoría del no dualismo de Parménides.

Simplemente rechazó la presencia de cualquier vacío o espacio vacío, contradiciendo así completamente la ideología filosófica de Parménides. Presentó la idea de fuerzas motrices opuestas involucradas en la construcción del mundo, a saber, el amor como causa de la unión y la lucha como causa de la separación. También se convirtió en la primera persona en dar un relato evolutivo sobre el desarrollo de las especies.

6. Zenón (490 a. C. – 430 a. C.)

En una época en que la mayoría de los filósofos de la antigua Grecia utilizaban la razón y el conocimiento para interpretar la naturaleza, Zenón de Elea dedicaba su tiempo a dilucidar los muchos acertijos y paradojas del movimiento y la pluralidad. Vale la pena señalar que intentó explicar conclusiones contradictorias presentes en el mundo físico muchos años antes del desarrollo de la lógica.

Zenón amplió y defendió aún más las ideologías filosóficas establecidas por Parménides, que enfrentaban mucha oposición de la opinión común en ese momento. Él mismo propuso múltiples paradojas, que fueron debatidas entre generaciones posteriores de filósofos. La mayoría de los argumentos contemporáneos sobre sus paradojas se referían a la división infinita del tiempo y el espacio, por ejemplo, si hay una distancia, también hay la mitad de esa distancia, etc. Zenón fue el primero en la historia filosófica en demostrar que existía el concepto de infinito.

5. Pitágoras (570 aC-495 aC)

Pitágoras, otro filósofo griego presocrático, es mucho más conocido por sus teorías e ideas en matemáticas que en filosofía. De hecho, es más conocido por el teorema de geometría que lleva su nombre. Es uno de los nombres más familiares en la sociedad presocrática, pero sabemos sorprendentemente poco sobre él. Se le atribuye la fundación de una escuela filosófica que acumuló una gran cantidad de seguidores.

Fue en esta escuela donde Pitágoras intentó encontrar una armonía mutua entre la vida real y los aspectos prácticos de la filosofía. Sus enseñanzas no se limitaron estrictamente a lo que conocemos como filosofía, sino que también incluyeron cuestiones comunes como reglas sobre la vida, qué alimentos comer a diario, etc. Consideró el mundo como la armonía perfecta y basó su enseñanza en cómo llevar una vida armoniosa.

4. Sócrates (469 a. C.-399 a. C.)

Sócrates se embarcó en una perspectiva completamente nueva de lograr resultados prácticos mediante la aplicación de la filosofía en nuestra vida diaria, algo que faltaba en gran medida en el enfoque de la filosofía presocrática. Se alejó abiertamente de las implacables especulaciones físicas que los filósofos anteriores habían estado tan ocupados interpretando y asimilando e intentó establecer un sistema ético basado en el razonamiento humano en lugar de varias (y a menudo ampliamente debatidas) doctrinas teológicas.

En lugar de regurgitar ideas basadas únicamente en sus interpretaciones individuales, cuestionaría a las personas sin descanso sobre sus creencias y trataría de encontrar definiciones de virtudes conversando con cualquiera que proclamara poseer tales cualidades. Sócrates se convirtió en una figura clave y acumuló numerosos seguidores, pero también se ganó muchos enemigos. Finalmente, sus creencias y su enfoque realista de la filosofía llevaron a su ejecución. Pero se podría argumentar que su martirio filosófico, más que cualquier otra cosa, lo convirtió en la figura icónica que es hoy.

Obtenga más información sobre las contribuciones de Sócrates.

3. Platón (427 a. C.-347 a. C.)

Platón fue un estudiante de Sócrates y fue visiblemente influenciado por el enfoque filosófico de su maestro. Pero mientras Sócrates estaba implacablemente ocupado interpretando la filosofía basada en el razonamiento humano, Platón combinó los dos enfoques principales de la metafísica presocrática y la teología natural con la teología ética socrática.

El fundamento de la filosofía de Platón es triple: dialectos, ética y física, siendo el punto central del unísono la teoría de las formas. Para él, la forma más elevada era la del «bien», que tomaba como causa del ser y del conocimiento. En física, estuvo de acuerdo con muchas opiniones pitagóricas. La mayoría de sus obras, especialmente su obra más famosa La República, combinan varios aspectos de la ética, la filosofía política y la metafísica, entre otros, en una filosofía sistemática, significativa y aplicable.

Aprenda más sobre los descubrimientos de Platón.

2. Aristóteles (384 a. C. – 322 a. C.)

Aristóteles de Stagira fue el más influyente entre los discípulos de Platón. Su interpretación de las cosas se basaba más en hechos aprendidos de la experiencia que las personas obtendrían en sus vidas, un enfoque que difería del de su maestro, que prefería una perspectiva que estaba más allá de la accesibilidad de los sentidos físicos. Demostró ser un escritor imaginativo e igualmente un erudito creativo, reescribiendo gradualmente conceptos preestablecidos en casi todas las áreas del conocimiento que encontró.

En un momento en que el conocimiento humano todavía estaba demasiado generalizado, dividió este conocimiento en categorías distintas, como ética, biología, matemáticas y física, un patrón de clasificación que todavía se usa en la actualidad. Aristóteles es verdaderamente una figura clave en la filosofía griega antigua, cuya influencia tuvo un impacto mucho más allá de los límites de la antigua Grecia.

1. Tales de Mileto (620 a. C.-546 a. C.)

Tales de Mileto ocupa el primer lugar en esta lista por representar un punto fundamental en la filosofía griega antigua del que surgieron las siguientes generaciones de pensadores, teóricos, dialécticos, metafísicos y filósofos famosos. Es aclamado entre los historiadores como el padre de la filosofía griega antigua. La mayoría de las ideologías de Tales provienen de Aristóteles, quien señala a Tales como la primera persona que investigó principios básicos como el origen de la materia. También se dice que Thales es el fundador de la escuela de filosofía natural.

Como filósofo, Thales rara vez confinó su investigación al área limitada del conocimiento contemporáneo y participó activamente en la comprensión de varios aspectos del conocimiento, como la filosofía, las matemáticas, la ciencia y la geografía. También se dice que desarrolló un estándar bien definido para teorizar por qué ocurren los cambios. Propuso el agua como el componente básico subyacente del mundo. Tales era muy estimado entre los antiguos griegos y sus hipótesis solían agregar significado y amplitud a las ideas ya existentes sobre la naturaleza.

Conclusión

El surgimiento de toda la tradición filosófica occidental se remonta a la era de la filosofía griega antigua. La evolución de la filosofía y el pensamiento crítico en la antigua Grecia comenzó alrededor del siglo VI a. C. y posiblemente desempeñó un papel fundamental en el desarrollo posterior del conocimiento que tenemos hoy. Los filósofos practicaron diferentes enfoques de su viaje filosófico, buscando respuestas a paradojas conocidas y creando innumerables más en el camino. Esto comenzó con el primer intento de Thales de mirar el mundo desde una perspectiva metódica. La cohorte posterior de pensadores críticos diversificó este enfoque en ciencias naturales, metafísica y, finalmente, teología ética, lo que condujo a la evolución de la filosofía tal como la conocemos hoy.

Deja un comentario