Los 17 mejores pintores griegos antiguos

Pintar es una forma de expresarse y transmitir una historia. Es la forma cruda de emoción representada en un lienzo, y es una forma de liberarse y expresar sus deseos. La pintura es cuando el artista descubre su alma al mundo, y las formas de pintar difieren de una persona a otra, de una época a otra.

La antigua Grecia fue el hogar de algunos de los mejores pintores de la historia. Sus pinturas se destacaron por su representación naturalista del cuerpo humano y por su mezcla única de heroísmo y belleza. Muchas pinturas griegas antiguas se han perdido con el tiempo, pero el legado de los artistas griegos antiguos permanece debido a sus asombrosos talentos y sus descubrimientos de nuevas técnicas y métodos de pintura.

Entre los innumerables artistas de la antigua Grecia, estos son los 12 pintores que más han contribuido a la historia del arte:

1. Agatharchus

Agatharchus fue un pintor autodidacta que vivió en el siglo V antes de Cristo. Aportó perspectiva e ilusión al mundo y creó el arte de la pintura escénica.

Agatharchus propuso la idea de colocar objetos contra el sol y mostrar sus correspondientes sombras, y Marcus Vitruvius Pollio lo elogió por su talento. Sin embargo, Aristóteles argumentó que Agatharchus simplemente preparó un escenario, una arena, para los pintores del futuro, y él mismo no era un maestro de la ilusión y la perspectiva.

Agatharchus fue el primer pintor conocido que incorporó una perspectiva realista a gran escala dentro de sus pinturas. La facilidad y rapidez con que terminó sus obras dejaron asombrados a muchos de los antiguos griegos. Saltó a la fama después de pintar una escena de una de las tragedias de Esquilo.

2. Apeles

Apeles de Cos fue conocido en toda la antigua Grecia y Roma por su talento como pintor. Era hábil para dibujar rostros humanos y le encantaba incorporar alegorías y personificaciones en sus pinturas. Un experto incluso dijo de sus pinturas: «Como es la pintura, así es la poesía».

Sus pinturas ilustran cuentos que llevaron al espectador a otro lugar, y puso gran énfasis en el trazado de líneas. Incluso tuvo una competencia con su conocido rival, Protogenes, para ver quién podía hacer una línea más fina y estable. Apelles ganó.

Apeles tenía un control magistral sobre la proporción, la simetría y el espaciado de las figuras. La sencillez de sus pinturas, la exquisitez de sus líneas y el encanto de las expresiones de las figuras han enamorado a innumerables amantes del arte.

Sus obras fueron colgadas en la casa solariega propiedad de Julio César, pero luego se perdieron junto con la casa. Su última pintura fue de Afrodita de Kos. Desafortunadamente, murió antes de que se pudiera completar la pintura, y debido a que nadie más fue lo suficientemente hábil para completar la pintura, quedó sin terminar.

3. Apolodoro

Apolodoro Skiagraphos fue uno de los pintores más influyentes de Grecia en el siglo V antes de Cristo.

La mayoría de sus pinturas compartían el mismo tema que los otros pintores de esa época y giraban en torno a los dioses y diosas griegos. También se inspiró en los heroicos poemas épicos de esa época.

Si bien los temas de sus pinturas pueden haber sido comunes, se destacó por su técnica y dominio magistral de la sombra. Este nuevo estilo de pintura se llamó «skiagraphia», que significa pintura de sombras. Es una técnica de sombreado que facilita la producción de una sombra en el lienzo y utiliza áreas resaltadas para dar una ilusión de sombra y volumen. Skiagraphia tuvo un gran impacto en las generaciones posteriores, particularmente en los pintores del Renacimiento italiano que utilizaron la técnica de manera extensiva.

Apolodoro pasó a los anales de la historia debido a esta técnica, que se refleja en su nombre Apolodoro Skiagraphos, el pintor de sombras. Su trabajo creó una nueva forma y estilo de arte, pero sus pinturas no sobrevivieron al paso del tiempo. Dejó un mensaje en una de sus pinturas que luego fue registrado por un historiador. El mensaje decía:

“No es difícil reprenderme; Pero que los hombres que me culpan me arreglen «.
(Puedes criticar mi técnica fácilmente, pero no puedes imitarla fácilmente).

4. Cimón de Cleonae

Cimón de Cleonae fue uno de los primeros pintores de la antigua Grecia, y fue más famoso por su forma de representar figuras humanas.

Cimon desarrolló una forma de representar figuras que miraban hacia arriba, hacia atrás y hacia abajo. También pintó las articulaciones del cuerpo con más claridad, acentuó las venas y trabajó en los pliegues y arrugas de las prendas.

La atención de Cimon al detalle y la precisión de la vida real lo distinguieron de otros pintores. Su estilo de pintura era tan único y realista que no tuvo necesidad de adjuntar el nombre de los modelos cuyos retratos pintó.

5. Euphranor

Euphranor de Corinto fue el único artista griego que fue escultor y pintor, y disfrutó del éxito en ambas disciplinas. Euphranor fue un estudiante de Ariston, junto con su contemporáneo Antorides.
Las pinturas de Euphranor se parecían a las esculturas de Lisipo. Prestó mucha atención a la simetría del cuerpo sobre el lienzo. Euphranor tenía un gran amor por los temas heroicos, y la locura fingida de Ulises fue una de las muchas pinturas famosas que llamaron la atención sobre su talento.

6. Eupompus

Eupompus fundó la escuela de pintura sicónica en el siglo IV a. C. que floreció en Sición en la antigua Grecia.

Aunque Eupompus creó una nueva escuela de pintura, finalmente fue eclipsado por sus sucesores. Puede que no haya sido uno de los más grandes pintores de la antigua Grecia, pero allanó el camino para muchos otros y fue recordado principalmente por sus consejos a Lisipo, donde le aconsejó que siguiera a la naturaleza en lugar de a cualquier maestro. La escuela Sicyonic fue heredada por Pamphilus, mentor de Apelles.

7. Parrhasius

Parrhasius fue uno de los más grandes pintores de la antigua Grecia, y sus conversaciones con Sócrates sobre el arte lo llevaron a la fama. Su pintura de Teseo se utilizó como decoración en el Capitolio de Roma.

Parrhasius era experto en hacer que sus figuras se destacaran del fondo. Su pasión por la pintura era tan grande que incluso pasó por alto la compasión humana, y se rumorea que Parrhasius compró un esclavo y lo torturó para adquirir un modelo que representara con precisión el dolor del esclavo Prometeo para su pintura en el Partenón de Atenas.

Había mucha rivalidad entre Parrhasius y su contemporáneo, Zeuxis. Zeuxis pintó las uvas de forma tan realista que se dice que los pájaros intentaron comerlas. En una ocasión, Parrhasius le pidió a Zeuxis que corriera las cortinas de su estudio para revelar su obra maestra. Cuando Zeuxis intentó hacerlo, se dio cuenta de que las cortinas estaban realmente pintadas.

Zeuxis admitió la derrota y dijo que si bien logró engañar a los animales, Parrhasius logró engañar a los humanos.

Muchas de las pinturas de Parrhasius se han conservado y son muy valoradas por otros pintores con fines de estudio.

8. Pausias

Pausias pertenecía a la escuela de Sición. Inventó la práctica de pintar los techos de las casas e introdujo la técnica de la encáustica o cera caliente, pintura que utilizaba cera de abejas pigmentada como material de pintura.

Pausias una vez se enamoró de una niña de las flores y tuvo mucho cuidado al pintar su retrato. El detalle y la habilidad con que representó las flores que ella vendía le valieron la reputación de ser un pintor de flores muy capaz.

Pausias era bien conocido por su velocidad y, a menudo, podía completar un trabajo en 24 horas. Su pintura más famosa es la de un toro llamado Un sacrificio.

9. Polygnotus

Polygnotus era hijo y alumno de Aglaophon. Aunque nació en Tasos, más tarde recibió la ciudadanía de la ciudad de Atenas. Polygnotus no estaba interesado en el dinero que ganaba con la pintura, prefiriendo pintar desde el altruismo que sentía hacia Atenas y sus ciudadanos.

Polygnotus pintó el sitio de Troya en las paredes de la Stoa Poikile o Pórtico Pintado en Atenas, y el matrimonio de los hijos del filósofo Leucipo. Algunas de sus pinturas se conservan en las paredes de la Acrópolis. Los frescos que pintó en la Lesche de los Knidianos en el Santuario de Apolo en Delfos fueron sus obras más famosas. Su obra de arte era primitiva, pero su superioridad radicaba en la forma en que pintaba figuras individuales. Su trabajo rezumaba sencillez y emoción digna y suave, y su estilo contrastaba con las técnicas más finas y complejas de las generaciones posteriores de pintores.

10. Protogenes

Protogenes era conocido por el gran detalle que incluía en el dibujo y la coloración de sus pinturas. También fue escultor, pero no recibió muchos elogios en esta disciplina.

Ninguna de sus obras ha sobrevivido; solo se conocen a través de referencias y descripciones. Protogenes era un gran rival de Apelles, y la historia de su rivalidad implicó pintar una línea en el lienzo de un lado a otro hasta que Protogenes admitió que Apelles era el más talentoso en el tercer trazo del pincel.

Sus pinturas famosas incluyen el Ialysus, el Satyr, Alexander y Pan, y muchos más.

11. Theon de Samos

Theon de Samos pintó durante la época de Alejandro Magno. Se le consideraba un buen pintor, pero no un gran pintor. Solo existen unos pocos relatos poco fiables de él, por lo que sus talentos son difíciles de verificar. Su estilo parecía favorecer a personajes que se originaban en el marco de la imagen y la representación de temas comunes como la locura de Orestes y un soldado corriendo a la batalla.

12. Zeuxis

Zeuxis fue más famoso por el realismo, los diseños libres y los temas innovadores incorporados en sus pinturas. A menudo se inspiraba en los dioses y diosas griegos.

Su preferencia por los temas de pequeña escala le llevó al descubrimiento de nuevos géneros de pintura. Su ingenioso dominio de la luz y la sombra creó un estilo volumétrico que lo llevó a la fama. El complejo método de pintura de Zeuxis también condujo a la forma ideal del desnudo en el arte.

Aunque Zeuxis fue un pintor famoso, hoy en día mucha gente lo conoce por la forma en que murió. No fue heroico ni espantoso; fue cómico. La causa de su muerte fue la risa excesiva. Zeuxis quería pintar a la diosa de la belleza, Afrodita. Una anciana se le acercó e insistió en que la usara como modelo. Zeuxis accedió a su solicitud. Al ver la forma cómica en la que había dibujado a la diosa de la belleza, Zeuxis se echó a reír, lo que se dijo fue tan excesivo que lo llevó a la muerte.

13. Androcydes

Andrycydes fueron los pintores griegos, cuya pintura «Batalla de Platea» creó una gran controversia entre los políticos a finales del 370 a. C. Vivió en el siglo IV a. C. Plutarco, comentó un historiador griego, la ciudad de Tebas le encargó a Androcydes que pintara la escena de la batalla en el sitio. La batalla de Platea fue la única pintura de la batalla de caballería que se sabe es anterior a la de Euphranor. Pintó el pez alrededor de la figura central de Scylla en una de sus obras debido a la pasión de su conocedor por los mariscos.

14. Artemon

Artemon fue un pintor griego diversificado, que se supone que vivió alrededor del 300 a. C. Filósofo romano, Plinio registró por primera vez la obra de Artemon. Sus impresionantes pinturas de la reina Stratonice, Hércules y Deianira no solo personifican a Grecia, sino que también influyen en la Antigua Roma. Sus pinturas de Hércules se llevaron a Roma y se colocaron en el Pórtico de Octavio. Hércules era conocido principalmente por su fuerza y ​​recibió el reconocimiento de Dios.

15. Echion

La persona detrás de la pintura del matrimonio de Alejandro y Romaxana, Echion fue el primer pintor griego, cuya obra se exhibió en los Juegos Olímpicos de la Antigua Grecia. Sus pinturas impresionaron a Proxenidas, uno de los jueces de los Juegos Olímpicos que dio a su hija en matrimonio a Echion. Tenía un estilo único de mezclar y colocar los colores.

16. Heráclides

Heráclides fue el ferviente pintor de Macedonia. Se distinguió por pintar la marina de mar y barco. Fue el pionero del arte marino. Su estilo adquirió una presencia única como la encáustica.

17. Pánfilo

Pamphilusn fueron pintores auspiciosos que llevaron al nacimiento de otros pintores famosos de la antigua Grecia. Fue el fundador de la escuela de pintura de Sicilia donde se enseñó a los más grandes artistas como Melanthius, Pausias y Apelles.

Conclusión

La antigua Grecia contribuyó en gran medida al arte de la pintura. Es posible que la elegancia y la belleza de las pinturas griegas antiguas se hayan perdido en el lienzo, pero aún permanecen en tumbas, jarrones y otras ruinas arquitectónicas.

Deja un comentario